miércoles, 4 de noviembre de 2009

Azul o verde

El daltonismo afecta a muchas personas, entre ellas mi señora madre a la que le costaba tanto distinguir el azul y el verde que le tenía que escribir en las bovinas de hilo de qué color eran para que no hiciera zurcidos demasiado originales...

No obstante se puede decir que, desde luego, no afecta a aquellos que deciden qué zona es verde y qué zona es azul en el aparcamiento regulado de Madrid.
Para los que no vivais aquí aclaro que en Madrid aparcar en la calle cuesta dinero (y cada vez más). Si resides en la zona delimitada puedes aparcar en los sitios marcados en verde pagando una cuota. Si no, pues aparcas en azul.
Si un residente aparca en azul paga como todo hijo de vecino, y si un no residente aparca en verde pues es más caro que en azul. Por si no fuese suficiente jaleo, para que no cojas el coche (esa es la excusa) pues no te permiten aparcar más de una hora en una zona en la que no seas residente, o dos en algunas franjas horarias.
Yo no suelo coger mucho el coche, porque conducir aquí es muy estresante y luego te comes el coche con patatas dada la facilidad de aparcamiento. Por ello casi siempre lo tengo aparcado en zona verde más o menos cerca de casa. Pero aún así cada día es más difícil aparcar.
Cuando deciden qué lado de la calle es verde y cual azul vengo observando que el criterio es el siguiente:
- el lado con más vados para garajes, carga y descarga o contenedores de reciclaje...pues verde que para eso ya está pagado.
- que hay que autorizar una mudanza o colocar un nuevo contenedor de obra (en Madrid casi no hay de eso, no), pues al verde, que ya está pagado.

El criterio es sencillo y la mar de eficaz. Pagas por una facilidad de aparcamiento que no existe, los vigilantes sólo están para poner multas a porrillo y el coche te lo rayan, golpean, tiran chicles etc. exactamente igual que cuando no había que pagar...

Se que esto viene de largo pero tener que levantarme antes para poder aparcar el coche esta mañana después de ir a Ikea ayer por la tarde ya que no era posible encontrar un sólo sitio en mi barrio no tiene maldita la gracia. Que te casquen 90 eurazos de multa por día con el coche mal aparcado te obliga a ese tipo de cosas...

2 comentarios:

Menda. dijo...

Uf, aún recuerdo cuando pusieron aquí la zona azul esa. Te juro que NADIE, pagaba. Incluso se rompían los tickets delante de la supervisora que pasaba con su maquinita, jajajajaj. De hecho, los quitaron. Supongo que vivir en una gran ciudad como es Madrid, tiene sus ventajas y también sus inconvenientes. Yo, si me lo permiten, me quedo a vivir en mi isla, que se está tan ricamente.

Casandra dijo...

¡A las barricadas!
Creo que en Madrid tendríamos que aprender de vosotros y cargarnos los parquímetros :-)

Si es que como en una isla no se está en ningún lado.

Gracias por participar Menda.