martes, 24 de marzo de 2009

Perra pedorra

Tengo una perrilla adorable, pero hoy no estoy nada contenta con ella.
Debe tener complejo de globo aerostático porque me está mortificando con sus ventosidades.
Y la muy cabrona se viene a hacerse un ovillo bajo mis pies cuando estoy estudiando, y otro junto al sofá si estoy viendo la tele, entre mis piernas si estoy en la cocina. Esto, que puede resultar tierno, no es agradable con un perro de 30 kilazos con complejo de gato, pero aún lo es menos si no para de atufarme.
Así, que si alguien conoce de un remedio casero contra los pedos perrunos por favor que me los mande, ya que, o muero intoxicada (porque son mortales de necesidad) o me voy a llevar un buen mordisco cuando intente ponerle un corcho...

3 comentarios:

Garbanza dijo...

mis perros son también unos pedorros. Sobre todo el más pequeño y la grande. Yo creo que es en ellos donde se esconces las armas de destrucción masiva.

Minerva dijo...

Tu perra se cree que es un gato :-)

Sobre las ventosidades, yo tengo dos gatos y alguna que otra vez se les ha escapado alguno... lo gracioso es que sonaron y todo con el "prrrrt". Al principio hace gracia, pero el olor no tanto xD.

¿Qué come tu perra?, supongo que pienso, ¿no?, a lo mejor ha comido algo por ahí que no le ha sentado muy bien.

Casandra dijo...

Pobrecita mía, que al final estaba malita. Fue genial cuando,justo cuando iba a empezar a cenar, se puso a vomitar enfrente.
Y ya el colofón casi a la una de la mañana. La combinación diarrea-gases es bastante desastrosa... y la limpieza y ventilación a esas horas toda una putada.
Parece que hoy está mejorcilla...aunque con fiebre.
Bueno, gajes de tener perro.
PD: Siento lo escatológico de la entrada y de mi comentario.