miércoles, 3 de junio de 2009

Redecorando mi vida

El lunes fui a Ikea.
Se que hay gente a la que le gusta esa tienda, pero yo lo odio.
Es como entrar en un agujero oscuro. Sabes cuando entras, pero no cuando sales. Total, que a lo tonto estuvimos más de tres horas. ¡Para una tarde que tenía libre! y siempre gastas más de lo que pensabas, porque hay tantas chorradas que de repente necesitas y que valen taan poco, que vas cargando el carro.
Como estrategia comercial no tiene pega. Mínimos costes y así pueden bajar el precio. Eso sí, se me ocurrió preguntar a un par en la sección de iluminación y me dijeron que no quedaba un artículo que luego por casualidad encontré (quedaba un stand entero). Por lo que supongo que el sueldo será un poco mierda y no les compensa aprenderse esas cosas.
En fin. Cosillas que pasan.
Por lo demás entre montar muebles y recoger un poco no tengo demasiado que contar salvo que hace muuucho calor (voy a cantar a ver si llueve un poco) y que los cabrones del servicio técnico aún no han recogido el ordenador. A este paso una semana para recogerlo, otra para mirarlo, otra para pedir las piezas, otra para montarlas y cuando me llegue a mi casa, otro mes después volverá a estar estropeado y tendrán que volver a llevárselo.
Un consejo, no compréis un vaio y lo de los seguros de ordenadores es un poco timo...
Saludos. Cas.

3 comentarios:

Nadia dijo...

Tampoco me gusta Ikea, pero montar mueblecitos me encaaanta!Llámame rara!

diego dijo...

¿No se lo que es Ikea? pero por lo que entiendo es un Wal-mart pero con productos con etiquetas "Tiene una falla" o "Lleveselo como esta".

que estes muy bien, bendixcs.

Casandra dijo...

Diego, Ikea no es una tienda de productos defectuosos. Es una cadena sueca que te venden los muebles desmontados en cajas con instrucciones. Es un sírvase usted mismo de muebles, complementos y chorradas varias.
Nadia, a mí también me encanta lo de montar mueblecitos, ya somos dos raras... :-)