martes, 3 de marzo de 2009

Ser o parecer

Hoy tenía varias ideas en mente para la entrada del día. No acababa de decidirme cuando me he pasado a ver si tenía algún comentario (¡sorpresa! había, y varios). El comentario de Garbanza ha hecho que me decida así que ahí va.
¿Se corresponde la imagen que tenemos de los demás con la realidad? ¿y la que tienen los demás de nosotros?
Supongo que en gran parte habrá cosas que sí que se corresponden pero muchas otras no. En esto, en mi humilde opinión, influyen diversos factores: lo que no queremos ver de los otros aunque esté ahí; lo que no dejamos ver de nosotros (por lo que sea); lo que queremos ver; y cosillas que con la evolución de la persona y sus distintas fases y crisis van aflorando o consolidándose.
Últimamente he pensado mucho en estas cosas. La verdad es que me suelo rallar yo solita sin mucha ayuda, porque me encanta darle vueltas a los porqués. He llegado a la conclusión de que en parte intentamos que los demás sean como queremos que sean, y de ahí las frustraciones que se derivan de no lograrlo. Poco a poco voy aprendiendo a aceptarme como soy y a aceptar a los demás tal y como son. He de reconocer que me está costando, y aún me llevo frustraciones varias y me encabrono. ¡Qué se le va a hacer! el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra ¿no? y yo soy muy cabezota y muuuy torpe ;-)

3 comentarios:

Garbanza dijo...

jejeje. eso es pura psicologia social. Yo he estudiado una asignatura al respecto en la carrera, pero básicamente somos ua combinación de los que nosotros creemos y de lo que los demás creen, ademñás de las circunsancias. Interactuamos y nos vamos adaptando.
Es un tema muy interesante. A mi me apasiona :D

Edu dijo...

Siempre ser, parecer solo es un olograma de este ultimo, que como tal desaparece ante lo objetivo, vivir en el subjetivismo, produce carecer de personalidad propia.
Un Saludo.

Juanchoh dijo...

Cuando llegues a conocerte a ti misma creo que tendrás la habilidad para conocer a otras personas sin necesidad de idealizarlas. Todo viene integrado, como en un paquete. Eso sucede porque conocerse a sí mismo es, como diría José Saramago, la quinta y más difícil de las operaciones humanas.

Me pareció muy interesante tu blog. Me reí mucho con el post donde hablas del tipo vomitando en el comercial. También lo sufrí mientras comía, y considero que a España le vendrían bien mejores publicistas.

Un abrazo.

lamparadiogenes.wordpress.com