lunes, 13 de abril de 2009

Aterrizando

Como habréis podido comprobar me he largado de vacaciones de Semana Santa.
Eran unas vacaciones bien merecidas y como no hay quien me detenga en casa pues no he tenido tiempo de escribir (ni internet durante una semana).
El tiempo, como suele ser habitual en estas festividades de origen religioso, no ha acompañado mucho. Y es que a mi me da que si pusieran Semana Santa en agosto seguro que llueve a mares.
Me fui al norte de España, que salía gratis y tiene unos paisajes preciosos. Además así me ahorraba las procesiones, que los años que he ido a Andalucía parecía imposible escapar de ellas.
A pesar del frío y la lluvia también ha habido ratillos de sol y cual lagartija me he puesto roja en la playa.
Asimismo he ejercido de socorrista perruno. Un pobre can que había perdido la pelota en el mar y se adentraba en su búsqueda. Ni corta ni perezosa me lancé al agua cual cachalote y recuperé la pelota y con ella al perrillo, que vomitó a la salida. De propina las gracias del dueño, que llegaba jadeante desde la otra punta de la playa, los pantalones empapados y el cachondeo de mis acompañantes. "La Pamela Anderson de los perros" me llamaron.
Por otra parte mi perra ha conectado con su lado salvaje y estaba incontrolable rebozándose cual croqueta perruna en la arena de la playa y en el barro tras la lluvia...¡qué paciencia exige a veces!
En fin, que me ha cundido, que me he relajado y que ahora me toca aterrizar de vuelta de vacaciones en una nueva vida, porque lo de no sentarme en la silla a empollar se me antoja raro.
Espero que hayáis tenido unas vacaciones geniales. Ahora a currelar toca.
Besos. Cas

3 comentarios:

Minerva dijo...

¡Pamela Anderson! :D

Aquí en Mallorca lo mismo, si es que en Semana Santa ya se sabe... siempre nublado, y si sale algo de sol un viento frío que hiela la sangre... ¡qué ganas de que llegue el verano! y a que se llenen nuestras playas de guiris ¬¬

Garbanza dijo...

bueno, unas vacaciones son siempre vacaciones, aunque te quedes en casa como yo. ( y a mi elnorte es que me pierde)
¡¡Viva pamela!!

Casandra dijo...

Jajaja.
Garbanza,si lo llego a saber te invito, que había sitio de sobra :-).
Minerva qué suerte de vivir en Mallorca, menuda pasada de playas y el agua calentita (que la del Cantábrico no veas lo fría que estaba).