viernes, 31 de julio de 2009

Hereje

Tantos años predicando el perverso efecto del aire acondicionado sobre el medio ambiente y hoy he caido en la tentación y lo he encendido.

Sí, sólo un ratito, a 24 grados y porque hace un calor del demonio, pero no he podido resistirme.

Bueno ¿quién no ha caido alguna vez en la tentación? :-)






PD: Ya se que el ventilador no es el aire acondicionado pero el bicho está igual de feliz ;-P

2 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Yo siempre caigo en la tentación jajaja

Saludos y un beso!

Dime como vistes... dijo...

Hola!!!! Gracias por unirte a mi blog :D, estás invitada a pasearte cuando quieras por él, al fin y al cabo ahora eres VIP!! jejeje
Bueno, ahora en veranito cuesta mucho no encender el aire acondicionado y más si si no lo enciendes no puedes dormir...
Aún así cuando se puede (y el tiempo es benévolo) se tira del ventilador :D

Saludos!!! XoXo